Flecha "El Viejo", Mateo

Compositor

Español Renacimiento

Prades, Tarragona, 1481 - †Poblet, 1553

Se menciona que habría estudiado en Barcelona con Joan Castelló, que era capellán y cantor de la capilla de Juan II de Aragón y Navarra y Beneficiado de la Seo barcelonesa.

Mateo Flecha "El Viejo"

Trabajó en la Catedral de Lleida, Lérida, primero como cantante, luego como maestro de capilla desde septiembre de 1523, siendo sucedido en el cargo en octubre de 1525. Se presume que pasó los siguientes seis años al servicio de Diego Hurtado de Mendoza y Luna, Duque del Infantado, quien también era patrón de Alonso Mudarra. Fraile Carmelita, desde 1534 hasta 1544 estuvo en Valencia en la corte de Germaine de Foix y Fernando de Aragón, duque de Cantabria; por ello, parte de sus obras forman parte del Cancionero del Duque de Cantabria, publicado en Venecia en 1556. En 1533, Flecha  aparece como testigo firmando las Constituciones Sinodales del Obispado de Siguenza (Alcalá, 1534),  en cuya catedral pasa a ser maestro de capilla en 1536.

Desde 1543 fue maestro de capilla en Arévalo (Ávila) para las infantas María y Juana, las dos hijas menores de Carlos V y de Isabel de Portugal (los otros músicos de la corte en 1544 eran Antonio de Cabezón y Francisco de Soto). Las infantas luego se trasladan de forma definitiva al palacio Ducal de Guadalajara, residencia de los Duques del Infantado. Mateo flecha se traslada también con su sobrino Mateo Flecha “El Joven”. Después que María dejó España en 1548 para casarse con Maximiliano II, Flecha desapareció de los registros de la corte. Fue sucedido como maestro de capilla de la princesa Juana en 1552 por Bartolomé de Quevedo.

Mateo Flecha "El Viejo" - Carica-turas alusivas a sus "Ensaladas"

Flecha plasmó una enorme vitalidad y variedad en sus “Ensaladas” (madrigales para cuatro y cinco voces), por lejos las mayores piezas renacentistas con texto en español. Aún cuando citan melodías callejeras, nunca descienden a lo trivial o vulgar. La mezcla de textos, a menudo seccionada con citas a la liturgia en latín, las escrituras o Virgilio, incorporan pasajes en español, catalán e incluso, en “La Negrina", dialecto negro. También escribió “Villancicos”.

En todas las “Ensaladas de Navidad” de Flecha el pesebre es el punto de llegada, pero solamente después de un naufragio, un incendio, una batalla, un torneo o algún otro evento lleno de excitación física. Su habilidad para combinar los distintos elementos musicales y textuales en entidades siempre sofisticadas y convincentes le separan de previos exponentes de las “Ensaladas”, por lo que su sobrino le denominó con justicia el “inventor” del género. Murió en el monasterio cisterciense de Poblet, en Vimbodí, Tarragona.

Sus composiciones fueron publicadas en Praga en 1581 por su sobrino Mateo Flecha “el Joven”, así mismo compositor de ensaladas. 

Ensalada "La Negrina"
LISTA DE OBRAS