Desprez, Josquin

Cantante y compositor

Franco-flamenco Renacimiento

Hainaut o Condé-sur-l'Escaut, h. 1450 - †Condé-sur-Escaut, 27 de agosto de 1521

A pesar de la fama que le acompañó en vida, y que le valió el sobrenombre de princeps musicorum, se conoce poco de sus primeros años de vida. La mayoría se infiere de claves surgidas de sus trabajos, los escritos de composi-tores contemporáneos, teóricos, y escritores de las siguientes generaciones.

Josquin Desprez

Josquin nació alrededor de 1450 en la región controlada por el Duque de Borgoña, posiblemente en la ciudad de Hainaut (actualmente en Bélgica) o en Condé-sur-l'Escaut, del otro lado de la frontera actual, en Francia, por lo que varias veces en su vida fue calificado legalmente como "francés".

Se piensa que "Desprez" fue un sobrenombre, y que el apellido de Josquin era "Lebloitte". Según los registros del Siglo XVII, fue miembro del coro de la Iglesia de Saint-Quentin, en Francia a temprana edad, probablemente alrededor de 1460, y estudió contrapunto con Johannes Ockeghem, a quien admiró a lo largo de toda su vida. Al morir Ockeghem, en 1497, Desprez escribió el emocionante motete "La Déploration sur la mort Ockehhem" , basada en un poema de Guillaume Cretin.

Todos los registros de Saint-Quentin fueron destruidos en 1669 , de todas maneras se sabe que la catedral fue un centro de composición musical para toda la región, y adicionalmente fue un importante centro de patrocinio real. Jean Mouton y Loyset Compére fueron enterrados allí, y es ciertamente posible que el joven Josquin adquiriera sus posteriores conexiones con la Capilla Real francesa a través de las experiencias en Saint-Quentin. En 1477, el primer registro definido de su actividad muestra que fue cantante en la Capilla de René, Duque de Anjou , en Aix-en-Provence: él parece haber sido transferido a Paris en 1481, junto con el resto de la Capilla, aunque no hay evidencia específica de esto. Desde 1489 hasta 1494, Josquin fue miembro del coro papal durante el reinado del Papa Inocencio VIII . A fines de 1494 estaba en Francia, probablemente al Servicio de Luis XII, aparentemente permaneció allí hasta 1503, cuando el Duque Ercole de Ferrara, Italia lo llamó para su Capilla.

En Ferrara Josquin escribió la exquisita Misa "Hercules Dux Ferrariae", que está compuesta sobre un canto firme derivado de las letras musicales en el nombre del Duque. También compuso allí una colección del Miserere , Salmo 51, para cinco voces, ampliamente conocida como una de sus obras maestras.

Josquin sólo estuvo en Ferrara por un año, y partió en 1504 posiblemente huyendo de la "peste negra". (El Duque, su familia y dos tercios de la población de Ferrara murieron por causa de la Peste). Su puesto en Ferrara fue cubierto por Jacob Obrecht en 1505, quien murió por la Peste ese mismo año, y por Antoine Brumel en 1506, que permaneció hasta la disolución de la Capilla en 1510.

Josquín fue directo desde Ferrara a su región natal de Condé, sudeste de Lille , actualmente frontera entre Francia y Bélgica, donde se lo nombró preboste de la colegiata de Nuestra Señora de Condé-sur-Escaut. Durante ese período tuvo inmensa fama, e incluso fue reconocido por la corte holandesa, y sus obras interpretadas allí a menudo. Permaneció en Condé hasta su muerte.

Josquin dominó el mundo musical de su tiempo, no tanto por su conocimiento, ciencia y originalidad, sino también por su habilidad singular para reunir las corrientes de la práctica musical de la época. Poseía una vívida concepción del significado y las posibilidades dramáticas de los textos sagrados, así como destreza polifónica y conocimiento melódico. Durante su vida adquirió inmensa popularidad y fama, y fue muy requerido. Su fama permaneció después de su muerte. Zarlino, teórico musical en la década de 1580, todavía usaba ejemplos de Josquin Desprez en sus tratados de composición. Su fama sólo fue eclipsada después del comienzo de la era Barroca, con la declinación del estilo polifónico.

La fama de Josquin Desprez fue ensombrecida por Palestrina y su escuela hasta el Siglo XX, pero su reputación ha crecido permanentemente en los últimos cien años, y la música de Josquin es a menudo interpretada y cantada en la actualidad. La posible razón para tal popularidad, es que su música contiene, para muchos auditores, una atracción emocional directa, que a menudo falta en la música austera, impersonal, pero técnicamente perfecta de Palestrina. Las tendencias musicológicas del Siglo XIX consideraron a la música antigua como formas primitivas de gran imperfección, y por lo tanto veneraron a Palestrina como la cúspide del desarrollo de la polifonía. Los musicólogos contemporáneos tienden a considerar los cambios en estilo no como una medida de perfección, sino como corrientes de adaptación e influencia: en este sentido Josquin es visto como alguien que simultáneamente utilizó la mayoría de las tendencias de su época, innovándolas significativamente, y que también fue capaz de expresar intensa emoción con economía de medios.

Se atribuyen a Josquin treinta y dos misas, diecisiete de las cuales fueron impresas por Ottaviano Petrucci (1466-1539) en Fossombrone y Venecia en 1505. Las Misas impresas por Petrucci son casi con seguridad genuinas, pero al menos algunas de las otras, preservadas en manuscritos en los archivos del coro papal en Roma, y en las bibliotecas de Munich, Viena , Basilea, Berlin , en la Catedral de Ratisbona y en Cambrai, son probablemente falsas. Entre las Misas más exquisitas de Josquin Desprez se encuentran la "Misa Ave Maris Stella”, y la "Misa Pange Lingua”. Motetes de su autoría fueron publicados por Petrucci, Pierre Ataingnant(1533), Tielman Susato (1544) y por Le Roy & Balliard (1555). Numerosos fragmentos y obras cortas fueron reproducidos en los trabajos históricos de Forkel, Burney, Hawkins, Busvy y en la colección Choron.

Además de la música sacra, Josquin escribió numerosas "chansons" , algunas de las cuales fueron muy populares, y circularon por toda Europa; muchas de ellas son cantadas regularmente por grupos vocales a capella hasta hoy. Entre ellas destaca la titulada “Mille regretz”, la chanson favorita del emperador Carlos I.

Murió en Condé-sur-Escaut, Francia, el 27 de agosto de 1521. Es considerado el más famoso compositor europeo entre Guillaume Dufay y Giovanni Pierluigi da Palestrina, y la figura central de la escuela musical holandesa.

"Pater Noster"
LISTA DE OBRAS