Compère, Loyset

Eclesiástico, cantor y compositor

Flamenco Renacimiento

Hainaut, h. 1440-1445 - †Saint-Quentin, Francia, 16 de agosto de 1518

Se desconoce el lugar exacto de su nacimiento.

Manuscrito del motete "Omnium bonorum plena"

Según Jean Molinet, que conocía bien a Compère, el compositor  descendía de una familia de Saint-Omer. Un documento milanés fechado en 1476 lo presenta como un eclesiástico procedente de Arras. No se conoce nada de su formación. Sin embargo, nos inclinaremos a dar fe a una ordenanza de Carlos VIII de Francia, de abril de 1494, que le confiere a Compère la nacionalidad francesa y precisa expresamente que es originario de Hainaut, Flandes.

Es posible que haya frecuentado la corte real de Francia durante los años 1460. En efecto, su composición más antigua “Puis que si biene” (anterior a 1465) se encuentra en un manuscrito que contiene el repertorio de la capilla del rey de Francia. Una colección en Cambrai hace suponer que el motete “Omnium bonorum plena”, posiblemente compuesto con ocasión de la consagración de la catedral de Cambrai el 5 de julio de 1472 o de un encuentro de las cortes de Francia y de Borgoña el 16 y 17 de octubre de 1468, fue compuesto en Cambrai en 1468. El motete, que ya es la obra de un maestro consumado, es citado en la canción “De tous biens plaine” de Hayne van Ghizeghem.

De la misma generación que Josquin Desprez, es uno de los compositores más importantes de motetes y de canciones que han importado a Francia el estilo refinado del Renacimiento italiano.

En 1472 viaja a Milán, Italia, para trabajar como cantante en la capilla del duque Galeazzo María Sforza, recién formada. Se comprometió el 15 de julio de 1474 como miembro de la escuela de canto de una parroquia principal de la capilla ducal. Su nombre aparece también en listas fechadas el 30 de marzo y 4 de diciembre de 1475.

La carrera de Compère en Milán se acabó con el asesinato del duque el 26 de septiembre de 1476: la corte decidió el 7 de enero de 1477 reducir la capilla ducal y un documento fechado el 6 de febrero de 1477 cita a Compère como uno de los colaboradores despedidos. Regresó a Francia acompañado por Jean Fresneau. Permaneció posiblemente un tiempo en la corte y al servicio del duque Juan II de Borbón: puso música precisamente a tres poemas de este último.

Se lo reencuentra en 1486 en la capilla real de Francia, entonces dirigida por Johannes Ockeghem. Una bula del papa del 28 de julio de 1486 lo nombra en el capítulo de la diócesis de Arras, así como capellán ordinario y chantre del rey de Francia.

Desde junio de 1492 hasta mayo de 1493 formó parte del capítulo de la catedral Notre-Dame de París, donde eran a menudo nombrados los miembros de la capilla real. Fue ordenado sacerdote en la catedral el 2 de marzo de 1493 y cambió algún tiempo después dos beneficios que tenía en Notre Dame y en la Trinité de Montlhéry por un comando en Voyennbe, en la diócesis de Laon.

Acompañó, en el otoño de 1494 al rey Carlos VIII en su campaña de Italia y, según toda verosimilitud, pasó enero de 1495 en Roma, porque Carlos VIII y su ejército ocupaban la ciudad en aquella época. Probablemente es de este período (o poco tiempo después) que data la composición de algunas obras representativas: “Crux triumphans”, “Propter gravamen”, “Quis numerare queat”, “Sile fragor”. En julio de 1495 asistió a la batalla de Fornovo y compuso la canción “Vive le noble roy” para celebrar la victoria de los franceses.

Entre el 30 de abril de 1498 y el 5 de mayo de 1500, Compère fue  deán de la colegiata de Saint-Géry de Cambrai, en posición de precedencia delante de los otros 48 canónigos. Era bachiller en derecho civil y en derecho canónico por lo menos desde 1500. Desde 1500 a 1503 o 1504, fue rector de la colegiata Saint Pierre en Douai. Según toda evidencia, no era una sinecura, porque en 1503, las autoridades de la ciudad levantaron la inmunidad del monasterio y forzaron la apertura de la casa de Compère. Dimitió de esta función a favor de Pierre Duwez, antiguo músico de la capilla ducal de Borgoña, antiguo rector en Condé, a quien había sucedido Josquin Desprez en mayo de 1504.

Pasó los últimos años de su vida en la colegiata de San Quintín de la que era canónigo desde 1491, gozando allí también de rentas de un beneficio en la diócesis de Coutances.

A pesar de sus otros cargos, quedó atado a la Capilla real hasta después de 1498. Así es como compuso el motete “Gaude prole regia” para la llegada de Felipe el Hermoso a París el 25 de noviembre de 1501. El motete “Sola caret monstris”, compuesto en 1507, es una crítica contra el papa Julio II a favor de rey Luis XII.

Fue canónigo y canciller de la Basílica de Saint-Quentin, donde murió. Tuvo funerales solemnes en la colegiata.

A diferencia de sus contemporáneos, Compère parece haber escrito pocas misas -o por lo menos, pocas llegaron hasta nosotros. De temperamento, aparece más bien como un miniaturista, sus composiciones más populares y más numerosas exaltan las formas más populares de su tiempo: esencialmente canciones y motetes. Dos influencias artísticas se manifiestan en su música: el estilo borgoñón, que es evidente en su formación inicial antes de los viajes a Italia, y otro más ligero de los músicos italianos contemporáneos que componían entonces frotolle, la forma ligera y popular que precedió al madrigal.

Compère era un melodista dotado, y muchas de sus canciones se hicieron populares: compositores más tardíos reutilizaron varias de ellas como “cantus firmus” de sus obras.

"Crux Triunphans" a cuatro voces
LISTA DE OBRAS