Bingen, Hildegard von

Compositora

Alemana Edad Media

Bermersheim, 1098? - †Rupertsberg, 17 de septiembre de 1179

Se sabe que nació en Bermersheim pero no se tiene certeza sobre el año de su nacimiento. Enviada a los ocho años a un convento local, Hildegard se convirtió en abadesa y alcanzó una posición relativamente privilegiada dirigiendo un próspero convento independiente cerca de Rupertsberg.

Durante su vida aprendió ciencias y conocimientos mucho más amplios que los requeridos en esa época para una mujer de su rango. Además los traspasó a través de tratados sobre ciencias naturales, medicina y otros temas.

Hildegard von Bingen

Desde temprana edad Hildegard experimentó visiones que ella llamaba “la luz divina”. Tales visiones fueron aceptadas como auténticas por la iglesia y esto acrecentó su prestigio, el que fue aprovechado para promover sus creencias. Incluso confrontó a papas y emperadores cuando vio que ellos no seguían los deseos de Dios.

Hildegard también sobresalió en el arte de la composición musical y escribió un gran número de obras monódicas para los servicios religiosos, así como un “misterio” con música llamado Ordo Virtutum. Su estilo musical fue individual y debido a que escribió pensando en voces femeninas, sus melodías exploraron rangos mucho más amplios que las de los compositores contemporáneos.

Sus cantos también emplean motivos melódicos repetitivos, y ya que ella no recibió una enseñanza musical formal, sus piezas tienen una cualidad de improvisación que sugiere más la labor creativa de una cantante que de una compositora.

Hildegard no fue la única mujer de su época en escribir música pero fue la única o una de las pocas que logró mantener la autoría de todas sus obras, gracias a que supervisó personalmente la copia de los manuscritos. Tan audaz acto permite hoy en día escuchar su música.

"O tu virgin...